El método PROBUILD

En PROBUILD nos tomamos muy enserio la planificación previa al inicio del proyecto. Para nosotros, un proyecto bien definido de inicio es la base de nuestro éxito.

Por ello siempre velaremos para que se cumpla nuestro proceso, el cual está probado, y el cual tiene en cuenta las diferentes etapas de un proyecto, con todos los agentes que deben formar parte de ellas en cada momento.

También se define lo que se espera de cada uno de los agentes en cada una de estas etapas, de forma que no quede nada al azar.

Es importante saber que, sobre todo en proyectos de reforma, es muy probable que salgan imprevistos. Somos conscientes de que no podemos saber cuáles serán esos imprevistos, pero sí podemos estar preparados para tener un plan para afrontarlos una vez aparezcan.

Así, dependiendo del tipo de imprevisto que aparezca, tomaremos un camino u otro. Pero no hay de qué preocuparse. Si hay algo que caracteriza a PROBUILD es la transparencia, de modo que cada semana recibirás un correo informativo, donde se detallará todo aquello que se ha hecho, y cómo van los trabajos respecto a la planificación inicial.

A continuación se muestra el camino al éxito de tu proyecto:

Requirimientos


En esta etapa del proyecto, el protagonista es el propietario. Se espera que se defina claramente cuál es la idea que se tiene, que se presenten fotografías e ideas que permitan ilustrar qué se tiene en mente.

Además, se deberá acordar en esta etapa cuál es el presupuesto máximo y el plazo que se espera. Deberás tener en cuenta que, cuando un proyecto implica obra mayor, los plazos se alargan porque es necesario tramitar licencias ante el ayuntamiento, el cual puede tardar en responder.

Nuestro asesoramiento te ayudará a tener unas expectativas realistas respecto a tu proyecto, siendo totalmente sinceros en cuánto a las opciones de éxito dados los requisitos.

En esta fase del proyecto también se analiza la viabilidad del proyecto en temas regulatorios.

Fase de Proyecto


Una vez acordados los requisitos y aprobada la viabilidad del proyecto en términos de presupuesto, plazo y normativa, nos pondremos en marcha. Nuestros arquitectos, interioristas e ingenieros analizarán toda la información para desarrollar un proyecto que se adecue a la información que nos habrás aportado.

Esta fase puede demorarse un tiempo si la solicitud es compleja, pero no te preocupes, antes de empezar te daremos la estimación de cuánto tiempo nos llevará poder entregarte una primera propuesta.

Cuando tengamos la documentación lista, programaremos una reunión contigo. En ella se presentará el proyecto desarrollado, esperando que compartas tus impresiones. Si hay cosas a modificar, se establecerá de nuevo un plazo para realizar dichas modificaciones.

Lo más importante para nosotros es que el proyecto refleje exactamente lo que tú esperas. No daremos esta fase por finalizada hasta que no encontremos la casa de tus sueños.

Una vez se tenga el proyecto diseñado, se preparará la documentación para obtener las autorizaciones pertinentes.

Selección de Proveedores


Con el proyecto completamente definido acudiremos a nuestra red de proveedores de confianza. Solamente los proveedores que nos dan garantías de poder cumplir nuestros estrictos estándares de calidad, puntualidad y precio son candidatos de participar en esta fase del proyecto.

En esta fase, los propietarios no tienen por qué participar. Sin embargo, se admiten restricciones o peticiones especiales. Así pues, si así lo requiere la propiedad, se puede entregar parte de los trabajos a los proveedores que se consideren oportunos.

Esta fase nos permitirá que el precio aproximado que teníamos en la fase del proyecto se convierta en una cifra sólida, definitiva. También el plazo de ejecución.

Esta es una de las fases más importantes para que nuestro proyecto sea un éxito. Es muy importante que todo quede absolutamente claro. Es por ello que nuestro equipo legal se encargará de preparar los contratos relacionados con los proveedores.

Aunque sean proveedores de confianza es mejor que todo quede por escrito y que cada uno sea conocedor de sus obligaciones.

Construcción


Una vez estén todos los contratos firmados, y cuando se cuente con todos los permisos necesarios, se iniciarán los trabajos de construcción.

Nosotros nos haremos cargo de que todo vaya según plan. Coordinaremos todos los proveedores que actúen en la obra, mediante visitas diarias y comunicación permanente con todos los proveedores, manteniéndolos al tanto de como avanza la obra para que en todo momento sepan cuando deberán entrar a hacer su parte.

El software que nosotros mismos hemos desarrollado nos permitirá en todo momento conocer el avance de la obra, poder compararlo respecto al plan, poder tomar decisiones y poder tenerte informado/a.

El objetivo principal es poder desarrollar la obra con los menores imprevistos posibles, anticipándonos a todos los problemas que puedan aparecer y evitando retrasos, teniendo en cuenta siempre los plazos de entrega y de ejecución de cada uno de los proveedores.

En caso de que durante el transcurso del proyecto se realicen cambios sobre la idea inicial, se hará una estimación del tiempo y precio de ese cambio, para saber el impacto total sobre el proyecto. Solo se continuará con esos cambios cuando se cuente con la firma de la propiedad, de forma que solo se desarrollarán aquellos cambios que hayan sido aceptados de antemano.

Cierre


Una vez acabados los trabajos, se realizará un acta de recepción, mediante la cual la obra se dará por finalizada.

En caso de que en la revisión final con la propiedad se detecte alguna anomalía, se otorgará un plazo para la subsanación de la misma. No se firmará el acta de recepción hasta que el cliente quede satisfecho con el resultado final.

A partir de aquí podrán empezar otros servicios complementarios como el de mantenimiento o el de seguros, entre muchos otros. Infórmate sin compromiso sobre estos servicios que PROBUILD ofrece a sus clientes.

Contacta con nosotros, empecemos a trabajar hoy en tu proyecto.